viernes, 28 de diciembre de 2007

La Borracha del Cuatro

Me acaban de enseñar este vídeo y no he podido evitar tener que postearlo. Aquí podéis ver el vídeo de la borracha del Cuatro, una tía que sale to ciega en un documental sobre la alcoholemia en el Cuatro y a parte de soplapollas es una guarra!!! (Ver vídeo antes del siguiente párrafo)

La muy puta iba haciéndole una mamada al novio y utiliza la correura por gomina, será cerda, encima lo reconoce la puta. Que pechá de reír me he metío, que de guarras hay por ahí...

8 comentarios:

Javier Diaz dijo...

No voy a entrar a valorar la catadura moral de la chavala, puesto que cada uno hace con su cuerpo lo que quiere, pero macho, que manera de hacer el gilipollas. Te han pillado, estas borracha, estate callada y no digas soplapolleces.
A esa le ha caido desgracia para lo que le queda de vida. Las risas a su costa de la gente que la conozca...

CherinoPower dijo...

Yo he tenido que verlo otra vez. Es que me meo. Y que coño es eso de la encima??? lo que hace el alcohol mezclado con un poco de leche calentita...

BacardiBlack dijo...

Recientemente me lo habían comentado pero se me olvidó buscarlo en el YouTube.

Estoy de acuerdo con Javi, yo no veo mal lo de la mamada al novio, amigo o lo que sea; pero el regodeo gilipollesco delante de las cámaras es flagrante. El alcohol que es muy malo.

Regards.

CherinoPower dijo...

Ya ve que es malo... menos mal que tu no bebes no? si es que estos borrachos...

Javier Diaz dijo...

Touché.

flavado dijo...

Sí, pero diseccionemos el verdadero problema...

Como se tendrá que sentir nuestra amiga "La Lechera" después de saber que ha salido en la TV con restos de lefa en su pelo, al modo Algo pasa con Mary?...marcada para los restos...

Los de cuatro no me digas que no les gusta meter el dedo en la llaga...jiji

CherinoPower dijo...

Pues como se va a sentir... como una cerda limpia sables. La madre estaría orgullosa viendola en la tele.

Roberto dijo...

Ya había visto el vídeo de marras, lo podían usar por las escuelas para disuadir a las niñas de que beban, o si lo hacen que se pongan un gorro de baño para que no les salpique después.